Un lugar incierto, Fred Vargas

Me quedaba por leer este libro de la serie de Fred Vargas con su comisario Adamsberg como personaje principal. La tónica es la misma que en las demás novelas: la brigada recibe una invitación a Scotland Yard, donde el comisario es testigo de una aparición macabra en un antiguo cementerio. A su vuelta a París, se encargan de un crimen que, al parecer, no tiene nada que ver con lo anterior. Adamsberg y su comandante Danglard encuentran pistas que les conducen a una sucesión de hechos inquietante y peligrosa para el comisario. El tema histórico que trata Vargas esta vez es el vampirismo y sus genealogías.
En paralelo a la búsqueda del asesino en Francia, Adamsberg encuentra a un joven que dice ser hijo suyo y que ha venido «a pudrirle la vida». Como de costumbre, el comisario sigue pistas poco evidentes para meterse en la boca del lobo; en concreto, en un pequeño pueblo de Serbia, en donde tuvo su origen una sangrienta caza de descendientes de vampiros.
A mi parecer, la autora riza excesivamente el rizo en esta novela, muy compleja en su desarrollo y no siempre fácil de seguir. De todos modos, como adicto a esta serie, he disfrutado con las andanzas del comisario, su comandante y sus colaboradores Retancourt, Froissy, Mordent etc.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario