Falcó, Arturo Pérez-Reverte

La última obra de Pérez-Reverte es una novela corta ambientada en la época de la guerra civil, pero centrada realmente en un interesante personaje, Lorenzo Falcó, del que seguramente seguiremos oyendo o leyendo en el futuro. Falcó es un contrabandista, traficante de armas, agente doble o incluso más, si se tercia. Mujeriego, sin escrúpulos, sin nada que perder y una vida que, quizá, le hubiera gustado vivir a su autor… Y amigo de ironizar acerca de su situación con frases grandilocuentes.

En la primera fase de la guerra civil, con el ejército de Franco intentando tomar Madrid y la República sumida en un caos político y militar, Falcó recibe de uno de los muchos servicios secretos con sede en Salamanca el encargo de preparar una acción relámpago destinada a rescatar a José Antonio Primo de Rivera de la cárcel de Alicante. Reverte ambienta la novela con muchos sobrentendidos, sin tomar partida y mencionando solamente algunos hechos conocidos de aquel tiempo, como las luchas internas entre la Falange y los hermanos Franco, la represión y el terror en ambos bandos, las injerencias internacionales, etc. Además de Falcó, introduce a otros personajes más o menos creíbles.

Me ha gustado, como casi todo lo que he leído hasta ahora de Pérez-Reverte, aunque no falten algunas escenas innecesariamente soeces.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario