El secreto de la modelo extraviada, Eduardo Mendoza

El protagonista y narrador que nos ha acompañado en cuatro novelas anteriores de Mendoza desde “El misterio de la cripta embrujada” vuelve, al parecer para despedirse. La primera parte prosigue el ritmo disparatado de las demás novelas, con el estilo narrativo que ya conocemos. La segunda parte, treinta años más tarde, en la Barcelona actual, contiene un guiño a la situación contemporánea y pone punto final a esta serie.

Probablemente con razón. El tema y el modo de tratarlo ya no dan para mucho. De todos modos, nos hemos vuelto a reír y hemos conocido algunos entresijos nuevos de Barcelona siguiendo a nuestro malogrado detective, a su hermana Cándida y a muchos otros personales. Recomendable para los que aprecian este tipo de humor.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario