La importancia de las cosas, Marta Rivera de la Cruz

Marta Rivera de la Cruz tiene la rara habilidad de inventar historias de todos los calibres. Algunas curiosas, otras tristes, otras disparatadas, pero siempre con una cierta dosis de verosimilitud. En todas sus novelas, cada uno de los personajes que aparece es retratado por la autora con una prosa sencilla, nada pretenciosa, siempre agradable de leer. Hay quien opina que sobran tantas historias secundarias, que debería ir más al grano.

En esta novela, un oscuro profesor de una universidad privada de Madrid, autor de una novela de gran éxito muchos años atrás, ve alterada su pacífica existencia por el suicidio de un inquilino suyo, al quien nunca había querido conocer. Durante los trámites de liquidación de las pertenencias, se ve sumergido en una curiosa historia, que decide continuar para poder compartir vivencias con una compañera del claustro universitario. El lector adivina el fin de la trama bastantes páginas antes del final por las  numerosas pistas que va dejando la autora.

Una novela para los aficionados a esta prolífica autora que, en su línea, no suele decepcionar.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario