¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, Philip K. Dick

Como comentó  Faustino hace poco, este libro sirvió de inspiración para la película Blade Runner. La trama del libro difiere en puntos esenciales de la película, que simplifica y banaliza los aspectos más importantes como es habitual en Hollywood. En un mundo desolado y casi sin animales tras una Guerra Terminal, los hombres que no están todavía contaminados por la radioactividad viven en unas pocas ciudades y en colonias, como Marte, en donde están acompañados y asistidos por androides, que sólo pueden distinguirse de los hombres mediante un test emocional. Los hombres de la civilización superviviente pertenecen a una extraña religión, el mercerismo, que busca con elementos esotéricos y a través del sufrimiento la empatía entre los miembros de la humanidad.

Rick es un cazador de recompensas, que persigue y «retira» androides que han vuelto a la tierra en contra de las ordenanzas. Recibe una lista de androides en San Francisco y se dispone a buscarlos.

Este libro tiene todas las características de un clásico y, por lo tanto, ha merecido muchas interpretaciones a lo largo de los años. Una de las preguntas clave es definir qué distingue a un hombre de una máquina inteligente. El hecho de que la novela apareciera en 1968 no carece tampoco de importancia. Muy recomendable.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario