Goodbye España, Mercedes Salisachs

Precioso relato de Mercedes Salisachs centrado en la reina consorte Victoria Eugenia, quien narra el texto en primera persona. Después de su exilio en 1931, Victoria Eugenia volvió a España en febrero de 1968 para asistir al bautizo de Felipe, el actual Príncipe de Asturias, amparándose en un permiso de Franco, que accedió solamente a condición de que se tratara de una estancia privada, no oficial.

La narración comienza con los preparativos del viaje en España, acompañada de una dama de honor y dos doncellas privadas, y va alternando el relato de esos cinco días en Madrid con los recuerdos que la ligan a España y a Alfonso XIII. La perspectiva elegida condiciona la narración y la valoración de los acontecimientos más importantes de su vida, como la búsqueda de un príncipe, su relación con el joven Alfonso y con su madre, la regente, la conversión al catolicismo y las consecuencias que ello tuvo en sus relaciones con su familia inglesa, la vida como reina, sus actividades benéficas, incluyendo los comienzos de una sanidad pública, y los últimos años anteriores a la segunda república, incluyendo la guerra de África y la dictadura de Primo de Rivera, hasta el exilio en 1931. Los años siguientes, hasta la muerte de Alfonso XIII en Roma en 1941, relatan los dramas familiares: las infidelidades del rey, los hijos, con dos hemofílicos y otro, Jaime, sordo a consecuencia de una infección, y su relación con los duques de Lécera.

Salisachs es monárquica y católica y no lo oculta. Lamento no saber más historia para opinar acerca de la subjetividad de los hechos narrados

Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario