Baila, baila, baila, Haruki Murakami

Una de las novelas más completas del autor japonés. El protagonista y narrador obedece al personaje típico de las novelas de Murakami: joven adulto inadaptado y desorientado que, de pronto, da un giro a su vida. Esta vez se trata de un escritor freelancer, que acude a Sapporo por razones de trabajo y por una especie de atracción que ejerce sobre él un hotel, el Hotel Delfin, en el que pasó unos días con su amante unos años atrás. A raíz de su visita tiene un encuentro misterioso y conoce a una recepcionista del hotel y a una familia peculiar, a la que se vincula temporalmente por diversas razones.

La prosa ágil y larga de Murakami es conocida: descripciones detalladas y «domésticas» de lo que hacen los personajes, ritmo uniforme, sin grandes cambios, e incorporación a la trama de situaciones o fenónemos misteriosos para los que el lector no recibe explicación alguna. La traducción del japonés es agradable de leer. Sin duda, una buena novela, en la línea del mundo del escritor japonés.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta