Donde nadie te encuentre, Alicia Giménez Bartlett

Novela ganadora del Premio Nadal 2011. Aunque no siempre los premios son aval de calidad, esta obra me ha gustado, sobre todo por el personaje principal, una figura real de la postguerra española y del maquis.

Teresa o Florencio Pla Messeguer, conocido como La Pastora, nació en la zona norte del Maestrazgo con una deformación física que hizo que, a pesar de ser biológicamente un hombre, fuera inscrito civilmente como mujer. Durante una infancia difícil, en la que fue objeto de rechazo y de burlas, fue aislándose de la sociedad que la rodeada y se dedicó a cuidar ovejas en los montes de las provincias de Castellón y Teruel. Una vez acabada la guerra, sirvió de enlace a algunos maquis emboscados en las montañas de su tierra. A raíz de una humillación por parte de la Guardia Civil y el ataque de una cuadrilla de este cuerpo a los habitantes de una masía conocida se fue al bosque y se incorporó al maquis. Vivió bajo estas condiciones hasta que emigró a Andorra en el año 1956. Más tarde fue delatado y encarcelado. A la salida de la cárcel se asentó cerca de Valencia, donde murió en 2004.

La novela se centra, por un lado, en la historia de La Pastora, relatada por ella misma. Por el otro, en dos personajes ficticios, un psiquiatra francés y un periodista catalán, que siguen a finales de 1956 las huellas de la maquis, desaparecida dos años antes, de la que no se sabía si vivía o no. La confrontación del francés con el mundo de la postguerra española y el natural cínico del periodista sostienen una trama mucho más débil que la historia real de la emboscada, que se va desgranando en los lugares donde tuvo lugar.

El desenlace final es algo inesperado y precipitado. Resulta llamativo que el personaje real, aunque aparezca novelado en el libro, resulte mucho más creíble, con más “entidad”, que los dos protagonistas ficticios de la trama. Me parece una novela importante para conocer este episodio de la historia contemporánea.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario