Terra Alta, Javier Cercas


La nueva novela de Javier Cercas, galardonada con el Premio Planeta de este año, me ha decepcionado un poco. Me gusta el autor y he leído casi todo lo que ha publicado, sobre todo sus docu-novelas, en las que mezcla personajes históricos con elementos de ficción. Terra Alta incluye también elementos históricos de la actualidad, como los atentados en las Ramblas de Barcelona y en Cambrils y el referéndum del 1-O, y los mezcla con una trama de novela negra y un estudio psicológico del protagonista, Melchor Marín, policía en Gandesa (Tarragona), al que a la tierna edad de 25 años le ha pasado ya de todo, y le sigue pasando.
En cierto modo, la narración rinde homenaje a Víctor Hugo y Los Miserables, novela que ha marcado la vida del protagonista desde su estancia en la cárcel. Por otro lado, y a diferencia de la novela negra que tan de moda se ha puesto últimamente, la investigación en sí no es lo esencial en la narración. Tampoco lo son la inverosímil trayectoria de Melchor ni los elementos históricos, aunque todos estos elementos se entremezclan y contribuyen a mantener un ritmo alto que hace que la novela se lea con facilidad. El autor recurre a tópicos sobre el Opus Dei para caracterizar a uno de sus personajes y para sugerir el posible móvil de un asesinato (la cesión en el futuro de parte de la herencia a esta institución), pero cae en una falta grave de documentación al referirse a la Prelatura y a sus miembros. Dato curioso en una novela en que, por otro lado el autor agradece a un amigo su ayuda para informarse de los intrincados procedimientos policiales.
En definitiva, no es una novela imprescindible, y vuelve a sorprenderme el criterio de los jurados a la hora de otorgar premios.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario