La Cadena, Adrian McKinty


Una pesadilla que se vuelve real para Rachel, madre divorciada recién recuperada de un cáncer de mama en una probable recaída: han secuestrado a su hija Kyllie de 13 años, y para recuperarla no basta con pagar un rescate elevado, sino que tiene que secuestrar al hijo de otra familia y obligarle a lo mismo: pagar el rescate y secuestrar a su vez a otro niño. Una cadena que no debe interrumpirse, pues de lo contrario morirán los eslabones culpables y los anteriores. Rachel no se encuentra con fuerza para afrontar sola esta situación, y recurre a la ayuda de su ex-cuñado Pete. A partir de ese momento, la trama asume un ritmo vertiginoso pero al mismo tiempo creíble.
Toda la acción transcurre en los Estados Unidos, en los alrededores de Boston.
La novela va alternando el foco entre los distintos personajes de la trama y es abundante en diálogos. Hay que decir que engancha, sobre todo al final. Las descripciones son muy genéricas, y la calidad literaria más bien mediana. De todos modos, es una novela agradable de leer y entretenida, por la credibilidad de los hechos.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario