El inicio de la primavera, Penelope Fitzgerald


Novela atípica, escrita en 1988 por la autora inglesa Penelope Fitzgerald. No es una novela de acción, ni de intriga, ni costumbrista. Sus páginas nos conducen con una narrativa casi telegráfica al interior del protagonista, Frank Reid, impresor de origen inglés afincado en Moscú. Corre el año 1913. El clima prebélico y prerrevolucionario se aprecia en las páginas de la novela, sin que se mencione explícitamente. Un buen día, la mujer de Frank y madre de sus tres hijos Nellie abandona primero el domicilio y luego a los niños, que tienen que emprender solos el viaje de regreso desde Berlín. Pese al asombro y a las dificultades que esto supone, Frank afronta la situación con entereza y contrata a una joven rusa para que se ocupe de los niños.
A partir de ahí, Frank empieza a comprender lo difícil que es conocer de verdad a las personas que nos rodean, sus últimas intenciones y sus íntimos deseos.
No es una novela que guste a cualquiera, sobre todo al público actual acostumbrado a un ritmo frenético y al juego al ratón y el gato del autor con el lector. Recomendable.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario