La peste, Albert Camus

Otra de las obras maestras de Camus, lectura obligatoria en los colegios franceses y, con seguridad, fuente casi inagotable de temas de debate, que van desde la interpretación misma de la obra —¿se trata de una alegoría de la Segunda Guerra Mundial?— hasta temas religiosos —¿existe algo así como una santidad laica?— y el tema recurrente en las obras de Camus, el sentido o sinsentido de la existencia. El planteamiento de la obra responde a la estructura de los dramas clásicos, con cinco actos diferenciados por las etapas de una epidemia de peste que azota la ciudad de Orán en los años 40 del siglo pasado.
Los personajes principales se presentan en el primer acto, incluyendo a Rieux, el médico y narrador, y van exponiendo sus pensamientos y su evolución a lo largo de los meses de la plaga. Como sucede en todas las obras de Camus, cada frase y cada opinión expuesta son importantes y dan pie a diferentes interpretaciones.
No le falta a la obra un cierto pesimismo de fondo, que va más allá de la evidencia de la enfermedad, y que se explica a partir de los años en que Camus escribió esta novela, que coinciden con la Segunda Guerra Mundial, las purgas de Stalin y el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Japón. No obstante, la incluiría en las obras de lectura obligatoria de cualquiera.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario