Plenilunio, Antonio Muñoz Molina

Excelente novela de Antonio Muñoz Molina, con su peculiar estilo de narrativa intimista. El protagonista es un inspector de la policía nacional, que se ve obligado a investigar un crimen salvaje nada más ser destinado a una ciudad del sur de España donde vivió de pequeño después de pasar muchos años en Bilbao. Su antagonista es un joven sicópata, culpable del abuso de dos niñas y del asesinato de una de ellas. Ambos aparecen sin nombre en la novela, a diferencia de todos los demás personajes. Y ambos arrastran una historia de luchas, fracasos y mentiras que condicionan toda su vida.
La obsesión del inspector por encontrar al asesino va cediendo poco a poco a otras motivaciones a raíz de su relación con una maestra, tutora de la primera víctima, y con un antiguo jesuita y cura obrero que lo conoció de niño en un internado.
Los personajes aparecen bien delineados en toda su complejidad, con sus hábitos, sus temores, sus contradicciones interiores y sus aspiraciones, y sus cambios o sus intentos de cambiar.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario