La muerte del comendador, Haruki Murakami

Este libro, publicado en dos tomos de forma similar a 1Q84, nos presenta a Murakami en estado puro. Refleja a la perfección la combinación que le ha hecho famoso, y que él mismo describe en uno de sus libros de no ficción “De lo que hablo cuando hablo de escribir”. Podría describirse con: lenguaje sencillo, ritmo sereno, trama lineal, fácilmente comprensible, salteada por elementos mágicos. A partir de esta base, el lector puede disfrutar de la lectura sin esperar ansioso la aclaración de enigmas, ni temer haberse perdido un indicio importante en alguna de las numerosas líneas del libro. El libro contiene muchas consideraciones y frases memorables, que se incluyen de forma indirecta sin ser en ningún momento pretenciosas.
El protagonista y narrador de esta novela es un retratista en la década de los treinta que ha conseguido hacerse un cierto nombre por la expresividad de sus obras. En realidad, le gustaría pintar abstracto, pero no consigue encontrar su propio estilo. Cuando su mujer se separa de él sin dar mayores explicaciones, inicia una peregrinación por el norte de Japón, sin rumbo fijo, hasta que decide regresar. Un amigo suyo le ofrece la vivienda de el padre de este, un famoso pintor de estilo tradicional japonés, que ha tenido que ingresar en una clínica con demencia senil. Al poco de instalarse en la casa, comienzan a suceder cosas inexplicables que le atrastran en su devenir. Imprescindible para los aficionados a este autor japonés. La segunda parte saldrá al mercado en castellano a comienzos de 2019.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario