Amnesia, Federico Axat

Este joven autor argentino introduce en sus novelas elementos inquitantes que acompañan al lector a lo largo de una narración, por lo demás, relativamente ágil y lineal. El estilo literario es agradable de leer, si bien no faltan algunos modismos específicos, que pueden resultar extraños o arcaizantes a oídos y ojos carpetovetónicos.
En Amnesia, el protagonista y narrador es John, dibujante e ilustrador aparentemente sanado de su alcoholismo, que reside en una pequeña localidad estadounidense, cercana al antiguo pantano de las mariposas de otra de sus novelas. Una noche, John despierta en su casa, aparentemente borracho, y encuentra a su lado el cadáver de una chica, asesinada con la antigua pistola del padre de John, fallecido años atrás. Al intentar deshacerse de la botella, descubre en el bosque una misteriosa furgoneta con una pantalla que muestra el interior de su propia casa. Algo después recibe una llamada de su hermano Mark, que intenta convencerle de que todo ha sido un sueño. En efecto, al volver a su casa, el cadáver ha desaparecido, y la pistola está donde solía estar, con todas las balas en el cargador y sin indicios de haber sido disparada.
A partir de ahí comienza una historia de investigación, que nos remonta a la historia familiar de John, a un misterioso proyecto en la empresa de Mark y a las omnipresentes agencias policiales y de inteligencia estadounidenses, cuyas competencias conocemos en España mejor que, por ejemplo, las de la Guardia Civil o las de los Mossos.
En resumen, una novela interesante y sugerente.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario