Niveles de vida, Julian Barnes

Es difícil encuadrar algunas de la obras del escritor británico contemporáneo Julian Barnes. No es una novela intimista, pero tampoco un ensayo, ni un tratado histórico. En un lenguaje cuidado, apreciable incluso en la traducción al español, Barnes combina elementos diversos en un determinado orden para llevar al lector ahí donde quiere tenerlo. Como él mismo dice en la introducción, “Juntas dos Cosas que no se habían juntado antes, y el mundo cambia.”
Comienza con entretenidas notas históricas acerca de la navegación en globo y la fotografía aérea, destacando el papel de Gaspard-Félix Tournachon en la segunda mitad del siglo XIX. Continúa con la fugaz relación amorosa entre dos globonautas, el militar Fred Burnaby y la actriz Sarah Bernhardt, conocida como La Divina. Y en la tercera parte, autobiográfica sin declararlo, combina elementos de ambos mundos para vertir al exterior su vida después de la muerte de su mujer, cinco años antes de la publicación de este libro.
El tema del libro es, por consiguiente, la aventura de vivir, los grandes retos, el amor que todo lo desborda y el dolor de la pérdida. No falta el humor británico, por ejemplo, cuando lamenta que, en los Estados Unidos, el optimismo emocional es un deber constitucional. No es un libro ágil ni tampoco “interesante” en el sentido clásico de la palabra, pero es un libro que revela mucho del interior de su autor, que hace gala de una gran honradez intelectual y se gana el respeto y la simpatía del lector.

Esta entrada fue publicada en General, Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario