Los peces de la amargura, Fernando Aramburu

Esta colección de relatos de Fernando Aramburu puede entenderse como el esbozo para su obra Patria, que ha conquistado a muchos lectores el año pasado, ofreciendo una visión personalista y real del llamado «conflicto» vasco. Utilizando estilos muy variados, desde la narrativa clásica y en primera persona hasta una carta o incluso una sucesión de diálogos en la habitación de un hospital, Aramburu relata situaciones subjetivas en una sociedad caracterizada por el miedo, por el odio, por la insensatez y por el deseo de recuperar la paz. Los personajes, padres o hijos de víctimas, madres o hermanos de terroristas, vecinos, o vascos apolíticos que se ven envueltos sin quererlo en una situación comprometida, nos dejan apreciar la crispación de toda una sociedad, formada tradicionalmente por personas conservadoras, trabajadoras y serias, que se ve rota por la irrupción de la violencia.
Un tema constante, también en Patria, es la presión del «ambiente», iniciada por unos pocos, que llega a ser insoportable o que acaba trágicamente.
El autor escribe con una prosa sencilla, lineal, agradable de leer y sin dramatismo alguno, que acentúa por ese mismo el carácter trágico, nada épico, de las situaciones descritas. Destacan algunos personajes, como el padre de un terrorista preso, enfermo terminal en un hospital, en donde comparte habitación con una víctima circunstancial de la kale borroka, que en su castellano primitivo le pide perdón, añadiendo: «yo me entiendo»…
Muy recomendable, antes o después de Patria.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario