Nosotros, los de entonces, Marta Rivera de la Cruz

Seis antiguos compañeros de la Facultad de Bellas Artes de Madrid, algunos de ellos supuestas promesas del mundo del arte, se reúnen en un pequeño hotel y restaurante de fama en la Provenza, citados por uno de ellos, Jorge, que al parecer está gravemente enfermo.
Todos ellos rondan los 45 años y tienen un poso de decepciones, fracasos profesionales y sentimentales, pequeños logros y un presente con grandes y pequeñas hipotecas. Les acompaña Isabel, la mujer de uno de ellos, que no ha sido aceptada nunca por el grupo por su carácter acaparador, por su falta de glamour y por sus escasas ambiciones.
A lo largo de las páginas del libro van saliendo a la luz secretos bien custodiados hasta ese momento, ataques de salvaje sinceridad, manifestaciones del carácter de cada uno de los „gloriosos seis“, acentuado con los años, envidias, rencores aparentemente olvidados, conatos de odio… En fin, todo lo que se espera de una pandilla de antiguos amigos que se reúne después de algunos años, suficientes para separarlos, pero no para hacerles olvidar todo lo que sucedió en su día.
Novela en la línea de Rivera de la Cruz. Aunque no le falta mérito, a mi gusto los personajes y los diálogos están algo difuminados. Los temas que les ocupan son demasiado superficiales y manidos. Faltan referencias a sustratos más profundos, quizás a valores. El único personaje que los muestra es precisamente Isabel y, por reflejo en ésta, su marido Mauro.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario