El marciano, Andy Weir

Esta novela ha servido de base a la película dirigida por Ridley Scott. El protagonista es Matt Damon, de modo que el éxito estaba preprogramado. Un libro de ciencia ficción es muy distinto de una película, y en este caso pueden apreciarse muy claramente las diferencias. Weir crea un personaje que cae bien a todo el mundo y lo coloca en una situación desesperada y espectacular. No más desesperada que la que afrontan muchos humanos reales cada día, por ejemplo si quieren huir de Siria, pero más espectacular, pues está herido y abandonado a su suerte en Marte, sin atmósfera, a 0,4 G, con un equipamiento limitado y sin comunicaciones con la Tierra. Además, está a 12 minutos luz y a varios meses de viaje de cualquier intento de rescate.
En la línea del más grande de la ciencia ficción, Julio Verne, Weir describe con gran profusión de detalles el modo en que soluciona su soporte vital, cómo restablece la comunicación con la Tierra y cómo va al encuentro de sus salvadores en situaciones precarias, salvando una y otra vez la vida. Algunos pueden encontrar excesivas las descripciones y los cálculos de capacidad de los sistemas, pero deben comprenderse como un intento de plausibilización de la trama. No puede evitarse que, en algunos casos, se lleve la situación al límite, pero es su derecho como autor. Tengo que comprobar en la versión original en inglés algunas imprecisiones técnicas, como hablar de «vatios por hora».

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El marciano, Andy Weir

  1. Ana dijo:

    Nosotros lo leímos los tres y nos encantó.. sobre todo el sentido del humor. A Ines le encantó también

Deja un comentario