Un asunto de honor, Arturo Pérez-Reverte

El cuento es un género que no suele cultivar Pérez-Reverte. El Húsar y Ojos azules son otros ejemplos tan logrados como éste. Un camionero, con un pasado breve todavía pero ya suficientemente turbio, recala en un burdel, donde es cliente habitual, y se ve involucrado en un asunto de honor y de decencia que decide resolver “con dos cojones”, por citar las últimas palabras del relato. Hace falta mucho arte para plasmar una narración coherente como ésta en 32 páginas sin dejar a los personajes mancos o cojos. Este autor lo consigue, dejando al lector con un regusto de imágenes y palabras.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un asunto de honor, Arturo Pérez-Reverte

  1. Isabel dijo:

    Sobre este cuento, que me parece precioso, un apunte curioso: es una historia real, la chica vivía en Lavapiés cuando yo vivía en Lavapiés, y no sé quién le contó la historia a Reverte. Yo, no, desde luego

Deja un comentario