Consummatum est, César Pérez Gellida

La tercera entrega de la trilogía empieza ahí donde lo espera el astuto lector de las dos primeras partes. En Islandia, donde una familia entera es asesinada a sangre fría. De su mano entra en en escena el comisario Olafsson, que aportará su contribución a resolver el caso que ha ocupado al inspector Sancho, a su compañera de Trieste Gracia y al siniestro miembro de la unidad especial Michelson. Nuevos asesinatos, el interrogatorio de Augusto Ledesma y un final digno de la figura del asesino creada por Gellida completan una excelente trilogía.

Resumiendo: las tres novelas, muy distintas entre sí a pesar de compartir una línea argumental por la distinta ponderación de los elementos narrativos, configuran una obra muy completa, en la que la castellana ciudad de Pucela se codea con metrópolis como Berlin y Belgrado, con ciudades con un encanto especial como Trieste y con un pueblo escondido de Islandia. Muy recomendable.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario