Respirar por la herida, Víctor del Árbol

Eduardo es un pintor con un especial sensibilidad para los retratos. Su mujer y su hija fallecen en un accidente provocado por otro conductor, al que Eduardo mata en venganza algo después. Arthur es un empresario que cumple condena por homicidio temerario después de que dos jóvenes murieran en un accidente provocado por él. En torno a ambos protagonistas se desencadena una trama turbia que arrastra a otros personajes.

Novela negra con una trama quizá demasiado complicada. Los personajes son algo exagerados y la historia muy forzada. De todos modos, Víctor del Árbol vuelve a desplegar su prosa ágil y su habilidad para mantener varias líneas convergentes.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario