La escala de los mapas, Belén Gopegui

El primer libro publicado por Belén Gopegui hace ya más de dos décadas no es un libro fácilmente asequible. Ni pretende serlo. Tanto por el tema y los personajes como por el estilo narrativo, que alterna la primera y la tercera persona de varios de los protagonistas y no sigue siempre un orden lineal. Incluso cuenta con un reto al lector, por si éste duda de la existencia de uno de los personajes.

Sergio Prim, geógrafo en una consultoría de impacto ambiental y paisajístico, vive retraído y prematuramente envejecido en búsqueda del «hueco», del espacio que queda entre las realidades que son. Su amor imposible es Brezo Varela, una mujer mucho más práctica, que no entiende pero tolera las peculiaridades de Sergio.

A lo largo del libro, Sergio busca su ideal de diferentes maneras, incluyendo una psicóloga que ha estudiado la discontinuidad del tiempo, justificando al mismo tiempo la búsqueda y lamentándose de la imposibilidad de cambiar su modo de vivir para poder convivir con Brezo.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La escala de los mapas, Belén Gopegui

  1. Isabel dijo:

    Me encantó esta novela, sobre todo la historia del catarro en el parador de Cuenca, y, por supuesto, el final, que te deja cerrando el libro con una sonrisa. Otras novelas de Belén Gopegui me han parecido un poco experimentos fallidos («El padre de Blancanieves» y su experimento de hacer un personaje de una asamblea, si no recuerdo mal), o con más disquisiciones filosóficas que narración. Aunque las disquisiciones filosóficas se le dan bien.

Deja un comentario