La música del silencio, Patrick Rothfuss

En el prólogo del libro, el autor advierte al lector de que quizá es mejor que no compre este libro. El motivo es que no se trata de la tercera parte de su trilogía en torno a Kvothe en el mundo épico creado por este americano, sino de un homenaje. Un homenaje a uno de sus personajes preferidos, la pequeña Auri, habitante de la Subrealidad en la Universidad. Un homenaje a las fuerzas de la naturaleza, a la alquimia. Un homenaje a todos aquellos que disfrutan con las palabras. Habría que leerlo en inglés para captar todo el contenido de las palabras y de las sensaciones que Rothfuss describe en este libro. Seis días y un solo personaje, pero enormemente rico en sensaciones.

 

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta