Temblor, Rosa Montero

Rosa Montero ha escrito varias novelas con entornos utópicos, que ella utiliza para exponer sus ideas acerca del origen del mundo, de la humanidad, de la sociedad, de la religión… En general son novelas bien ambientadas y coherentes, que llevan al lector a plantearse preguntas, sin dar siempre una respuesta definitiva, pero con claras preferencias.

En Temblor, el lector encuentra una sociedad medieval estrictamente jerarquizada, dirigida por una casta religiosa que la domina. El centro religioso es un templo descomunal en el centro de la ciudad de Magenta. Las mujeres ocupan el puesto más alto de la escala. Al mismo tiempo, esta sociedad se encuentra en una fase de disolución: cada muerte “real” sin una descendencia ritual basada en un raro cristal, fundamento de la religión dominante, hace que una parte del mundo pierda realidad, devorada por una decadencia borrosa que, poco a poco, va ocupando todo el mundo. Caer en el olvido equivale a dejar de existir.

Agua Fría, que ha recibido ese nombre de su Anterior en la fase de su iniciación religiosa, recibe la llamada a integrarse en los misterios de su religión, lo que marca el comienzo de una historia en la que su destino es, como en otras novelas de Montero, salvar el mundo.

Novela bien escrita, sin duda

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario