Las lágrimas de San Lorenzo, Julio Llamazares

Un hombre divorciado de unos cincuenta años observa en Ibiza las estrellas en la noche de San Lorenzo, tumbado al aire libre junto a su hijo casi adolescente. La situación le trae recuerdos de una noche similar muchos años atrás, cuando su padre y su madre le enseñaron a reconocer las estrellas y, entre ellas, a las personas que nos eran importantes hasta que nos dejaron definitivamente.

En varios capítulos se van añadiendo recuerdos de la vida del narrador y de sus familiares y amigos, consideraciones sobre la niñez, la juventud y la vejez y, sobre todo, una búsqueda de lo que es realmente el tiempo.

Como ya hizo en otras obras suyas, como La lluvia amarilla, Llamazares escribe con un estilo intimista, con frecuencia melancólico, pero altamente sugestivo.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario