El laberinto de las aceitunas, Eduardo Mendoza

El personaje de cuatro novelas de Eduardo Mendoza vive en esta entrega, la segunda, diversas aventuras, todas ellas disparatadas y, al mismo tiempo, entrañables. Internado en un psiquiátrico, se ve secuestrado por un inspector de policía que le encomienda una tarea aparentemente sencilla: desplazarse de Barcelona a Madrid y entregar un maletín lleno de dinero en una cafería.

A partir de ese momento comienza a complicarse todo y, cuando las cosas parecen apaciguarse, el protagonista las complica de nuevo, involucrando a numerosos personajes, todos ellos pintorescos. ¿Novela negra? Sí. ¿Narración satírica? También. ¿Costumbrismo centrado en la manida “transición” de la dictadura a la democracia en España? Desde luego. Todo ello unido a un lenguaje divertido y culto. Nada más, pero tampoco nada menos.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario