Adagio confidencial, Mercedes Salisachs

Como en otras novelas de Mercedes Salisachs, son los mismos personajes los que relatan la historia, en parte con sus palabras, en parte con sus pensamientos. Durante la narración no «sucede» realmente mucho, salvo la reflexión de dos interlocutores, Marina y Germán, que se encuentran por casualidad en el aeropuerto del Prat después de llevar muchos años sin verse.

Marina es una viuda que, después de la muerte de su marido, ha sacado adelante a tres hijos y ha conseguido montar una galería de arte en Barcelona. Germán es abogado y se dirige a Madrid para asistir al entierro de su mujer, de la que vivía separado desde hacía muños años. Pese a las reservas iniciales, Marina acepta la conversación con Germán, que le obliga a airear episodios dolorosos de su vida, en los que Germán juega un papel decisivo.

La fidelidad y la traición, la falta de comprensión dentro de una pareja, los agravios y las sospechas son los temas que ocupan a los dos protagonistas a lo largo de ocho horas, hasta que sale el nuevo vuelo de Germán hacia Madrid.

De algún modo recuerda a las Cinco horas con Mario de Delibes, salvo que el monólogo es sustituido por un diálogo y pausas en las que los protagonistas eligen lo que quieren contar y lo que prefieren conservar para sí mismos.

Recomendable para los aficionados a la literatura intimista, sin grandes dosis de acción.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario