El viento de la luna, Antonio Muñoz Molina

En el verano de 1969, coincidiendo con la llegada del hombre a la luna, un adolescente se revela contra la vida de un hortelano en un pueblo de Andalucía, contra los frailes de su colegio, contra sus padres y contra su entorno sin otro futuro que el pasado. Encuentra refugio en los libros, primero en las novelas y luego en libros de viajes, sobre la evolución, de astronomía…

El contraste entre la perspectiva de sus padres, que celebran el ritmo anual y diario de los trabajadores del campo y rechazan toda novedad sencillamente por no encajar en su experiencia directa, y su propia perspectiva, que apunta a las misiones espaciales futuras, se une a la inseguridad de un joven arrastrado por primera vez por sus instintos, a la rebelión contra las enseñanzas » de la Santa Madre Iglesia», representada por dos maestros muy diferentes, y a la vida en su ciudad en la época de la posguerra.

Como otras novelas de Muñoz Molina, los análisis precisos y sutiles se suceden con largas consideraciones que proceden del futuro del protagonista y con pinceladas poéticas de la vida en el campo y en una pequeña ciudad. Recomendable para la generación de Antonio, a la que pertenezco, probablemente difícil de comprender para las generaciones sucesivas.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario