Al sur de la frontera, al oeste del sol, Haruki Murakami

Hajime, nombre que en japonés significa «Principio», es hijo único, un hecho que marca su infancia y lo lleva a entablar amistad con una compañera de colegio, Shimamoto, de la que se separa cuando va al instituto. Muchos años más tarde, y después de diversas experiencias, Hajime es un hombre casado, con dos hijas, que regenta dos clubs de jazz y con un buen porvenir por delante. En esa situación vuelve a encontrarse con Shimamoto y se plantea la necesidad y la conveniencia de recuperar lo que descubre como el amor de su vida. Una historia que podría ser banal si no entraran en juego los aderezos de la peculiar narrativa de Murakami: la música, los momentos mágicos en una narración extremadamente realista y detallista, y la reflexión interior del protagonista, sus conflictos y sus aspiraciones.

Novela algo más corta que otros libros del autor, que se lee con agilidad. Sin duda, interesante para los fans de este autor, pero no la recomendaría como primera lectura.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta