Canciones de amor a quemarropa, Nickolas Butler


Cinco amigos de un pequeño pueblo se reencuentran recién superada la treintena con ocasión de la boda de uno de ellos. Cada uno tiene su propia historia, sus fracasos y sus éxitos, y también sus secretos. Una trama que podría escenificarse en cualquier lugar del mundo. Nickolas Butler elige Little Wings, un pequeño pueblo ficticio en Wisconsin, en el Oeste Medio norteamericano con sus inviernos crudos y su vida rural, su música, sus vicios y sus virtudes. Varias narraciones en primera persona, firmadas por los cinco amigos, van describiendo todo un mundo de relaciones humanas, que ponen en peligro una amistad de toda la vida. Sin duda, el gran protagonista de la obra es la amistad, que logra incluso reconciliar a dos potenciales rivales.
El libro es atractivo por el estilo en el que está escrito. Sin exageraciones, sin patetismo, sin estereotipos y, en cambio, con una gran humanidad, con un gran apego a la propia tierra y con gran comprensión frente a los errores cometidos, tanto propios como ajenos. Me ha gustado mucho.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta