El aliento de la sangre (Der Wanderer), Luca D’Andrea


Tercera novela de este autor del Tirol italiano, ambientada como las dos primeras en un valle perdido de los Dolomitas. El título alemán, Der Wanderer (el caminante) hace relación a una figura del Tarot y a una especie de tránsfugo entre varios mundos. Dos supuestos suicidios cometidos 20 años antes de la trama y una serie de desapariciones constituyen el centro del enigma que, por propio interés y en defensa de su vida, intentan solucionar Sybille, una joven con la cabeza a pájaros, fanática de las motos, y Tony Carcano, un escritor de novela rosa que se vio tangencialmente involucrado en la investigación del suicidio en su época de periodista. A esto se suma un sinnúmero de personas, que aparecen necesariamente desdibujadas en la novela, y una narración nerviosa, con innumerables flecos, que no se solucionan ni siquiera al final.
Pocos giros del guión, pocas descripciones logradas, salvo las relacionadas con el perro de Tony, un San Bernardino de combate, y un lenguaje desconcertante, al menos en la traducción al alemán.
En definitiva, me quedo con el buen sabor de boca de las dos primeras novelas y me olvido de esta.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta