La leyenda del santo bebedor, Joseph Roth


Joseph Roth representa como escritor a un mundo desaparecido, el del imperio austrohúngaro. Nacido en la Galitzia actualmente polaca de padres judíos, vio interrumpida su carrera intelectual por la Primera Guerra Mundial. Al acabar esta trabajó como periodista en Viena y en Berlín, hasta la llegada de los nazis al poder en 1933. Obligado a emigrar, acabó sus días en París, indigente y alcoholizado. Sus personajes encarnan los valores vigentes a comienzos del Siglo XX, como la amistad y la honradez, pero también los vicios seculares, como la inconstancia y el alcohol.
La leyenda del santo bebedor nos presenta a un minero de carbón, emigrado de Silesia a Francia para trabajar en las minas, y condenado a dos años de cárcel por matar a un hombre en defensa de una mujer. En las pocas páginas del relato asistimos a una serie de casualidades o milagros en la vida del vagabundo, que recibe un préstamo y está decidido a devolverlo, a pesar de la dificultades que le impiden cumplir su promesa, en primer lugar su afición al alcohol. Preciosa fábula.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario