Sábado, Ian McEwan


Un solo día, pero de gran relevancia en la vida de Henry Perowne, neurocirujano y padre de familia. Comienza con un desvelo de madrugada, que le permite ver un avión incendiado sobrevolando Londres. En vez del temido atentado terrorista, se trata de un aterrizaje forzoso. Tras una breve conversación con su hijo Theo, un prometedor músico de blues, se acuesta de nuevo y comienza el sábado con esperanzadores planes. Una maniobra desafortunada de otro conductor origina un pequeño accidente y conduce a un desagradable encuentro con un joven delincuente, que tiene su continuación más adelante.
La conocida prosa de McEwan, adornada con profusos relatos sobre el trabajo de Henry, la música de su hijo, una partida de squash y la preparación de la comida, incluye las reflexiones más o menos conscientes del protagonista, que le llevan a tomar una importante decisión hacia el final del libro.
Una de las mejores novelas de McEwan, de gran intensidad, con unos personajes de gran peso, tanto los principales como los secundarios. Muy recomendable

Esta entrada fue publicada en Novela. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario