Un caballero en Moscú, Amor Towles


Esta encantadora novela está ambientada en un solo lugar, el Gran Hotel Metropol en Moscú. Este compendio del lujo y el refinamiento sobrevive a la revolución y a las Guerras Mundiales y se convierte en un curioso centro de reunión de extranjeros y de miembros del partido en el centro mismo de la capital rusa, junto al Bolshoi y el Kremlin.
El conde Aleksandr Illich Rostov, condenado a muerte por los bolcheviques en 1922, logra salvar la vida gracias a un poema subversivo publicado con su nombre unos años atrás. La pena capital es conmutada por arresto domiciliario en una habitación de servicio del hotel en donde residía anteriormente. El simpático aristócrata, representante de un estrato social desaparecido, conserva en todo momento sus modales de gentleman y su buen humor, y reside durante más de 3 décadas en el hotel, siendo testigo y artífice de su mutación.
Escrita en un ritmo pausado, y sembrada de personajes originales como el Chef Emile, el Maitre y la joven Sofia, hija de una convencida comunista desaparecida en los años del hambre posteriores a la revolución, nos presenta un lado curioso e interesante de la historia de Rusia previa a la guerra fría. Aunque el texto es un poco largo, se lee con gusto y no decepciona en su final.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario