Otra vida para Cristina, Marta Rivera de la Cruz

Esta obra relativamente breve de Rivera de la Cruz podría encuadrarse en el género de literatura juvenil. Tanto el argumento como los caracteres de los protagonistas y la previsibilidad de la trama son amables, sin dramatismo ni morbo alguno. De alguna manera me recuerda a Enid Blyton. La autora hace gala una vez más de su prosa agradable, lineal, sin florituras.
Cristina, hija única de una familia adinerada de Madrid, es la única sobreviviente de un accidente de tráfico, en el que sus padres pierden la vida. Tras la traumática estancia en el hospital, el albacea y administrador de la herencia, un amigo de la familia al que todos llaman “tío” Fede, sin que haya parentesco, le propone que vaya a vivir una temporada a casa de su tía Virginia. La relación de Virginia con su hermana y su cuñado y, por ende, con su sobrina, era inexistente en los últimos años. Pese a sus reticencias iniciales, acepta irse a vivir a Ribadeo, en donde da comienzo una nueva vida a sus 12 años.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario