Mi hermano persigue dinosaurios, Giacomo Mazzariol

El autor, que acaba de cumplir veinte años en la vida real, tiene una hermana mayor, una hermana más pequeña y un hermano, seis años más joven que él, que padece de síndrome de Down. En este libro describe en forma novelada cómo su hermano Giovanni ha cambiado su vida y la de muchas otras personas en su entorno. Junto con sus padres Davide y Katia, los cuatro hermanos viven en una pequeña ciudad del norte de Italia.
Giacomo narra desde la perspectiva de un hermano mayor el desarrollo de la familia, y el suyo propio, desde el día en que sus padres les comunicaron que iban a tener un nuevo hermano, y que se trataría de un niño “especial”. Escribe con valentía, sin dejar ningún tema en el tintero, desde su primera idea de lo que sería tener un hermano con superpoderes hasta el rodaje de un corto en el que Gio se presenta a una entrevista de trabajo ficticia, pasando por la lucha interior del joven italiano, que siente miedo de que sus amigos dejen de valorarlo si se enteran de que tiene un hermano con discapacidad, y la vergüenza que le causan ese miedo y su propia cobardía.
El relato es convincente, como cualquier testimonio honrado. No recurre a argumentos, ni religiosos ni de ningún otro tipo. No es en absoluto sentimental y destila en todas sus páginas un humor que, en definitiva, es reflejo de la sonrisa eterna de Giovanni y de la alegría y la serenidad que reina en la familia Mazzariol.
Recomendable, especialmente en una sociedad como la europea, en la que un porcentaje muy elevado (se estima que hasta el 90%) de los niños a los que se diagnostica esta anomalía genética no llegan a nacer, pues son víctima del aborto provocado.

Esta entrada fue publicada en General, Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario