Recursos inhumanos, Pierre Lemaitre

Un ejecutivo de 57 años en paro descubre una oportunidad para salir de su frustración, y se da cuenta de que es capaz de pasar por encima de todo y de todos para conseguir una cierta estabilidad económica. Así podría resumirse el plot de esta novela en tres actos. El protagonista, Alain Delambre, narra el primero y el tercero en primera persona. David Fontana, un singular asesor de una consultora, el segundo. La narración empieza lenta, pero intensa, se desarrolla a un ritmo vertiginoso en la segunda parte y vuelve a ralentizarse en la tercera, con giros inesperados que revelan la verdadera personalidad del ejecutivo, de su familia y de sus pocos amigos.
A lo largo de la narración, que en sí encierra ya una carga considerable de crítica social, se van intercalando noticias reales que describen el mundo de las grandes compañías, sus luchas y sus injusticias.
Podría objetarse que la situación es demasiado extrema para ser real, pero quien ha tenido la ocasión de participar en un Assessment Center «creativo» o en eventos concebidos como «incentivos falsos» por empresas para evaluar a sus directivos y a nuevos candidatos puede considerarla totalmente creíble.
Una vez más, Lemaitre crea una novela de esas que resultan difíciles de soltar de las manos. Recomendable.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario