Cuchillo de palo, César Pérez Gellida

Continuación de las cuatro primeras obras de Pérez Gellida, centradas en el comisario Ramiro Sancho. Al igual que la obra anterior, Sarna con gusto, la novela va acercando la trama a los hechos descritos en Khimera. Siguen formando parte de la trama Erika Lopetegui, la hija psíquicamente inestable de Carapocha, el criminalista que conocimos en las primeras tres novelas, y el comisario Islandés Ólafur.
La novela comienza con Sancho suspendido del cuerpo de policía y retirado a un pueblo cercano a Vigo, Gondomar, en donde cultiva aficiones poco ejemplares, como el alcohol y las drogas, y entabla conocimiento con nigerianos que regentan un prostíbulo y que, como averigua Sancho, quieren ampliar su negocio con “mercancía” fresca de su páís.
En paralelo nos adentramos en la organización secreta de corte masónico que ya conocimos en las dos novelas anteriores. Con ello, la trama de las narraciones se va alejando de Valladolid y de la vida “normal” de un comisario de policía, y nos lleva a implicaciones y personajes que cada vez me recuerdan más a Dan Brown… La música y los refranes de Sancho nos devuelven a la tierra conocida de los otros títulos.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario