Rosy & John, Pierre Lemaitre

Es importante conocer la génesis de este libro, que el autor mismo relata al final. Lemaitre recibió el encargo de escribir un «folletín» para leerlo en el smartphone. Cada capítulo debería tener unas pocas páginas, las que se pueden leer entre dos transbordos. Como es natural, recurrió a su pequeño policía, el comandante Camile Verhoeven. Cronológicamente, esta novela está situada después de Irene y Alex. La trama comienza con la explosión de una bomba en un barrio de París. Tras las primeras investigaciones, el autor del atentado se persona en comisaría anunciando más explosiones y planteando curiosas exigencias.
Camile y su subordinado Louis asumen el trabajo de investigar una serie de atentados que ocupan a la más alta cúpula política en el país.
Es una narración corta, que recoge los mismos elementos de las otras dos novelas policíacas del autor. No está mal, pero no llega a la altura de la segunda, Alex. Es de esperar que llegarán más entregas en torno a este irascible pintor y policía.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario