La mujer justa, Sandor Marai

Sandor Marai no defrauda. Sus novelas poseen algo que le falta a muchas obras de la narrativa contemporánea: intimidad. Marai renuncia conscientemente al ritmo frenético, a la infinidad de personajes, a los golpes de efecto del estilo «… y entonces sucedió.» y a otras herramientas del séptimo arte, asumidas hoy en día en la literatura popular, o populista, podríamos llamarla.

En La mujer justa nos presenta tres monólogos, que los tres personajes principales mantienen con comparsas: el de una mujer divorciada, el de su ex y el de la tercera en discordia. La época en que transcurre son los años antes y después de la Segunda Guerra Mundial, y el Lugar, en principio, es Budapest. Digo en principio, pues la tercera parte, aunque es la que mejor describe la situación de esta ciudad durante la dominación nazi y la conquista soviética, aparece narrada en Roma. El tema no son las relaciones de pareja, como pudiera parecer, sino algo dan difícil de describir y de definir como la «burguesía». Pocas palabras han servido tanto de escudo y de arma arrojadiza durante los últimos siglos como ésta. Los personajes de Marai la degustan, la diseccionan y en parte la escupen con rabia en las páginas de esta preciosa novela.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario