La templanza, María Dueñas

Al igual que las novelas anteriores de María Dueñas, la trama nos lleva a través de diferentes paisajes. Esta vez son México, Cuba y Jerez de la Frontera. El hilo que los une es un empresario, antiguo minero de la plata en México, que intenta salir de una situación económica desesperada y no duda para ello en desplazarse a La Habana y a Jerez.

Como de costumbre, se trata de una novela muy documentada, con un lenguaje cuidado y colorido, acorde con los distintos escenarios. El final parece algo destemplado, a diferencia de una narración muy detallada en las demás etapas. En cualquier caso, se disfruta leyéndola. Un punto de crítica que puede aplicarse a todas las obras de esta autora y de este género es su carácter de guión de cine, exteriorista y algo vacuo.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario