El Robinson urbano, Antonio Muñoz Molina

Generalmente, la reimpresión de columnas de diario en forma de libro no tiene más fin que engrosar la bibliografía de un autor y aprovechar su popularidad para ganar más dinero. Esta colección de artículos de Muñoz Molina puede ser una excepción.
Nacidos entre 1984 y 1988 en Granada y basados en situaciones locales de esta ciudad, los artículos sorprenden por su validez general. Lo más llamativo es sin duda la prosa del autor, en la que se descubre el estilo narrativo que lo consagró en libros más tardíos. Se trata de un lenguaje muy cuidado, quizá excesivamente culto, pero siempre original. A veces hay que leer dos veces una frase para captar el sentido de sus escogidos y a veces caprichosos adjetivos. En cualquier caso, las descripciones son enormemente plásticas y precisas. Este modo de escribir, que resultaría tedioso y molesto en una novela, tiene su justificación en artículos breves.
No es un libro para devoradores de novelas-guiones de cine ni tampoco para aquellos que van buscando mensajes en cada página de un libro. Es un flirt algo artificial con el lenguaje, como artificial es también la figura del Robinson urbano, el habitante aparentemente anónimo de nuestras calles, que encierra todo un mundo insospechado.

Esta entrada fue publicada en Novela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario